INJERTO DE HUESO

Un injerto ó aumento óseo puede ser necesario cuando un implante  va a de ser colocado y el hueso de la mandíbula está muy delgado. 

La pérdida de hueso de la mandíbula es bastante común, y puede suceder por muchas razones, incluyendo extracción de dientes, enfermedad de las encías o tumores.

Y si ha pasado bastante tiempo desde que se perdieron piezas dentales es muy probable que el hueso de la mandíbula se haya reabsorbido.

En un procedimiento de injerto óseo, el hueso se reconstruye utilizando material óseo artificial, animal, hueso de un donante o hueso extraído de otra parte del cuerpo del paciente.